8/1/13

Fuerte, egoísta y feliz.

Me prometí desde hace tiempo que iba a ser fuerte y que no iba a permitir que las cosas que hicieran los demás me dejaran bien abajo en el piso. Está bien si me lastiman, porque sé que voy a caer e inmediatamente me levantaré; porque prometí no quedarme allá abajo destruida. No me lo iba a permitir. La buena noticia es que hasta ahora lo he podido lograr, aunque ha sido fácil ya que me he alejado de esas personas que en un pasado no hacían nada más que lastimarme, me siento orgullosa de poder hacer lo que me he prometido cientos de veces y unas miles que no he podido cumplir. Tal vez esta vez ha sido diferente porque es verano, porque estoy largo de ellos, porque estoy creciendo y me he puesto prioridades. Como hace tiempo dije, es tiempo de ser egoísta y preocuparme por mis sentimientos. Había sido mucho tiempo el que les había dedicado llorando y lamentándome a todos esos que me habían lastimado. Pero como ya dije, eso fue en un pasado, y los que están perdiendo mucho tiempo ahora son ellos, porque no han conseguido lo que hace meses habrían logrado.
Y a como van las cosas, no lo lograrán en mucho tiempo.

Hace tanto tiempo no me sentía tan orgullosa de mi misma.
Es reconfortable volver a sentir eso.
¿No? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola! Este es un modo por el cual podrás hacerme saber de cualquier cosa que pienses acerca del blog o de cualquier otra cosa. Si hay un fallo técnico por favor dímelo, te lo agradeceré muchísimo. Besos y abrazos, Mari. :)