7/10/12

Aunque hay un día en el que te levantes y digas; hoy va a ser diferente... No será como siempre. Pero a quién engañas, vas y arruinas todo, como siempre.
Dejas que te lastimen, les haces ver que te lastimaron, lloras, prometes no volver a hacerlo, sigues llorando, dices que te debes reponer, sigues mal, te mejoras, te duermes, prometes que no será como hoy...

Pero llega el otro día, y es lo mismo.
¿Hasta que punto dejamos que todo sea monótono


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola! Este es un modo por el cual podrás hacerme saber de cualquier cosa que pienses acerca del blog o de cualquier otra cosa. Si hay un fallo técnico por favor dímelo, te lo agradeceré muchísimo. Besos y abrazos, Mari. :)